Atrás

Forbes aplaude “innovación para combatir ciudades calurosas” de Crystal Lagoons

Con temperaturas elevadas en todo el mundo, las personas que viven en las grandes urbes, llenas de concreto en lugar de árboles, ahora sienten el calor más que nunca. Teniendo esto en cuenta, el medio estadounidense, Forbes, ha destacado empresas innovadoras que han hecho aportes positivos para combatir el impacto del cambio climático. Crystal Lagoons® es una de esas empresas elogiadas por el medio, gracias a su tecnología sustentable.

Con el 80% de la población estadounidense viviendo en ciudades, los desarrolladores de bienes raíces se han enfrentado al desafío de abordar dicha problemática con alternativas de aire acondicionado y otros amenities sustentables, que disminuyen las presiones que se ejercen sobre los recursos energéticos y la productividad. Uno de los proyectos que Forbes ha resaltado en su reciente publicación es Solé Mia, el último amentiy de Crystal Lagoons en inaugurarse en el sur de Florida.

“Al sur de Florida, Crystal Lagoons ha creado una laguna con tecnología ecológica en Solé Mia en la que las personas pueden bañarse durante los veranos calurosos”, afirma el artículo que destaca las innovadoras instalaciones de agua de la multinacional.

Tecnología sustentable

“La laguna de 3 hectáreas usa 50 por ciento menos agua que un parque del mismo tamaño, 100 veces menos químicos que una piscina tradicional y 50 veces menos energía que los sistemas de filtración convencionales”, confirma el medio.

Es la primera laguna cristalina de este tipo en la que se puede bañar en el sur de Florida, según Richard LeFrak, presidente y CEO de LeFrak, que ofrece acceso exclusivo a los residentes de Shoreline, desarrollo que está anclado por la laguna de aguas transparentes.

Crystal Lagoons es una compañía internacional de innovación fundada por el científico Fernando Fischmann, que ha desarrollado una tecnología patentada que permite la construcción y mantención a bajo costo de lagunas artificiales de aguas turquesas de tamaño ilimitado.

Forbes