Atrás

Pese a la pandemia, Crystal Lagoons U.S. Corp.® ve sólido rendimiento comercial

Con una serie de exitosos proyectos a su haber, la empresa de innovación en agua, Crystal Lagoons U.S. Corp.®, está expandiendo un nuevo modelo de negocios, que consiste de master agreements para Lagunas de Acceso Público™.

Los socios estratégicos de la compañía han tomado posiciones para crear lagunas de uso público en EE.UU., anclados por lagunas cristalinas rodeadas de playas tropicales, retail y otras atracciones como hoteles, restaurantes y espacios para conciertos. Tal fue el interés de los inversionistas, que la compañía firmó en pocos meses licencias de master agreements para 16 nuevas lagunas en el país, así como muchas más en el extranjero.

Si bien el COVID-19 ha impuesto restricciones a la actividad de la compañía y provocó el cierre de algunos amenities al comienzo de la pandemia, incluida Epperson en Florida, Crystal Lagoons® anticipa que sus amenities serán importantes en una futura recuperación económica, particularmente como sitios para “minivacaciones” en una época en que los viajes aéreos son limitados.

“Dado que se trata de proyectos a largo plazo, que no se completarán en menos de un año y medio, el dinamismo del negocio no se ha visto afectado por la pandemia”, explica Iván Manzur, vicepresidente de ventas de Crystal Lagoons® US Corp. “Por el contrario, hemos visto cómo los inversionistas han tomado posiciones y hemos percibido el potencial de estos proyectos para reactivar la economía”.

Vida de playa a pasos del hogar

La pandemia, aunque sea controlada en el futuro con la llegada de las vacunas, podría cambiar ciertos hábitos sociales, como el de evitar realizar viajes largos en avión por el riesgo de la asistir a aeropuertos muy congestionados, el confinamiento en los aviones, por estar en contacto con personas de otros países con eventuales infecciones impredecibles, etc.

El tener la posibilidad de disfrutar de vida de playa y recreación cerca del hogar disminuye muchos de estos riesgos y podrían ser una futura tendencia.

Los lugares turísticos y las playas públicas son difíciles de controlar sanitariamente. En cambio, en una playa privadacomo las PAL™, se puede controlar el acceso, usando test, y controlar completamente su uso con normas de capacidad, distanciamiento, etc.

“Este concepto de vida en la playa a solo unos pasos de casa tiene un impacto positivo en la huella de carbono de las personas y reduce el impacto en la biodiversidad en lugares naturales”, agrega Iván Manzur.

Contenido original