Tecnología innovadora de Crystal Lagoons asegura uso sustentable del agua

Las lagunas de color turquesa impulsadas por tecnología de Crystal Lagoons®, patentada en más de 190 países en todo el mundo, son reconocidas tanto por su tamaño monumental como sus características sustentables. El concepto y la tecnología de la firma, creada por el bioquímico y destacado empresario Fernando Fischmann, convirtieron a la compañía en unicornio, presente hoy en los cinco continentes.

Se caracterizan por llevar vida de playa al centro de las ciudades de todo el mundo, se llenan solo una vez y operan en un circuito cerrado, lo que garantiza un uso sustentable del agua. Las lagunas de la multinacional pueden llenarse con cualquier tipo de agua, incluyendo agua de mar y agua salobre. La tecnología ecológica de la multinacional, además, requiere hasta 100 veces menos químicos que otras tecnologías convencionales de tratamiento de piscinas o agua potable, y consume solo el 2% de la energía que necesitan los sistemas convencionales de filtración de piscinas. Crystal Lagoons también ha desarrollado una tecnología de película molecular que, en caso que sea necesario, reduce el uso de agua dulce en un 50% adicional.

Por otra parte, estos cuerpos de agua cristalina, de tamaño ilimitado, tienen la capacidad de acumular agua de lluvia, para compensar la evaporación durante los períodos de sequía. En épocas de lluvia, el exceso de agua recolectada en las lagunas puede ser redestinada para diferentes usos.

Además de su tecnología innovadora, que transforma a Crystal Lagoons en la única compañía capaz de crear tales amenities y mantenerlos en condiciones cristalinas, pueden ser utilizados para el nado y una amplia gama de deportes acuáticos. Otra ventaja es que aseguran un uso mucho más intensivo que los parques de las mismas proporciones y, por lo tanto, garantizan un uso más eficiente por litro de agua.

La firma de innovación en agua con sede en Miami, actualmente tiene más de 600 proyectos en diferentes etapas de negociación, diseño u operación, en países tan diversos como Estados Unidos, Tailandia, Bolivia, Corea y Sudáfrica.

Contenido original

Noticias Destacadas

Lagoon Pilar, estratégicamente ubicado en Buenos Aires, en la zona de mayor crecimiento del área de Pilar, es uno de los proyectos más exitosos de Crystal Lagoons en Argentina. Impulsado por la multinacional de innovación en asociación con Grupo Monarca, este desarrollo se destaca por estar anclado por una laguna cristalina de 8,6 acres, que es el corazón del proyecto. Más que un elemento visual distintivo, este amenity ha sido fundamental para impulsar la plusvalía del proyecto y acelerar notablemente la velocidad de venta de las propiedades que se comercializan.  

La tecnología Crystal Lagoons® ha demostrado ser un diferenciador clave para Lagoon Pilar y Luis Signoris, desarrollador del proyecto, lo confirma. “Crystal Lagoons genera un incremento significativo en el valor del metro cuadrado, superando el estándar de otros proyectos en la zona”. El ejecutivo enfatiza que las lagunas cristalinas no solo ofrecen un estilo de vida único a los residentes, sino que también impactan en quienes visitan Lagoon Pilar. “Buscábamos precisamente incidir de esa manera cuando decidimos incorporar una laguna al proyecto”. 

La laguna artificial está rodeada por 800 unidades residenciales de primera vivienda y una completa infraestructura que incluye un club house, restaurantes, spa y áreas deportivas, entre otros servicios. Además, cuenta con tres playas de arena blanca, que permiten aprovechar la laguna durante todo el día y practicar diversas actividades náuticas, como Stand Up Paddle, kayak, windsurf y natación

Francisco Matte, director regional de Crystal Lagoons para Latinoamérica afirma que «las lagunas artificiales marcan la diferencia y en Argentina, los proyectos que las incorporan generan una plusvalía exponencial en el rubro inmobiliario, independientemente de las coyunturas económicas. La proyección es aún más positiva debido al esperado incremento de la inversión extranjera en los próximos meses, lo que dinamizará el mercado inmobiliario.»

La prensa mundial continúa destacando la laguna cristalina más grande del mundo, desarrollada con tecnología Crystal Lagoons® y ubicada en Citystars Sharm El Sheikh, Egipto. Este impresionante amenity en medio del desierto del Sinaí, con 28,8 acres de aguas color turquesa, ha sido objeto de numerosos reportajes que resaltan sus características únicas.

Desde 2015, este megaproyecto ha ostentado el segundo Récord Guinness de Crystal Lagoons como el cuerpo de agua cristalina más grande del mundo, superando su propio récord de 2007, cuando la icónica laguna de San Alfonso del Mar fue certificada como la más grande del planeta.

Citystars Sharm El Sheikh es el resultado de la asociación entre la multinacional de innovación en agua y la familia Sharbatly, una de las más antiguas y prominentes de Medio Oriente y África. Este proyecto ha añadido valor inmobiliario al desarrollo, transformando tierras desérticas no desarrollables en un entorno paradisíaco. 

La monumental laguna cristalina de Citystars Sharm el Sheikh se abastece de agua salina proveniente de pozos en el desierto que no tienen otro uso, creando mares tropicales en medio de un entorno árido.

La resuelve lo que antes no era técnicamente posible: la construcción de lagunas artificiales de tamaños ilimitados en cualquier parte del mundo, incluso en pleno desierto. Hoy, es posible llevar a lugares impensados, obteniendo reconocimientos a nivel mundial.La tecnología Crystal Lagoons® ha logrado lo que antes era técnicamente imposible: la construcción de lagunas artificiales de tamaños ilimitados en cualquier parte del mundo, incluso en pleno desierto. Hoy, esta innovación permite llevar la experiencia idílica de playa a lugares impensados, ganando reconocimiento a nivel mundial por su impacto transformador.

Nuevamente la prestigiosa guía internacional de entretenimiento, viajes y turismo Time Out pone sus ojos en el proyecto de Crystal Lagoons Treasure Bay en la paradisíaca isla de Bintan, Indonesia. En su reciente edición de recomendados sobre qué ver, hacer y experimentar destacó este proyecto como un lugar que los viajeros deben incluir en su itinerario y un imperdible de la región, debido a sus características únicas, como la laguna cristalina más grande del Sudeste Asiático con tecnología sustentable Crystal Lagoons® de 15.5 acres, equivalente a 50 piscinas olímpicas rodeada por 1,400 metros de playas de arena blanca.

Time Out recomendó este proyecto desarrollado bajo el modelo Public Access Lagoons®, también conocido como desarrollos PAL®, resaltando la variedad de experiencias acuáticas que se pueden vivir en sus 90 hectáreas, permitiendo a los visitantes disfrutar de la vida de playa todo el año con opciones gastronómicas, spa, tiendas, entretenimiento y vida nocturna. En la laguna artificial, un oasis de aguas turquesa, es posible practicar deportes acuáticos como bungee jumping, cable water ski, paseos en bote, toboganes, paddle board, kayak, wakeboard y más. 

Treasure Bay, con su monumental cuerpo de agua de Crystal Lagoons, se ha posicionado como una experiencia única en la paradisíaca isla de Bintan, Indonesia. Bintan, conocido por sus casi 3,000 islas, se encuentra estratégicamente ubicada frente a Singapur y Johor Bahru, Malasia, ofreciendo una amplia gama de atracciones turísticas, que incluyen campos de golf de primera clase, senderismo, parques de elefantes, eco granjas, spas de lujo y actividades playeras.

Los proyectos PAL®, a los que cualquier persona puede acceder pagando un ticket, transforman cualquier lugar en un centro de entretenimiento durante todo el año, con más de 125 actividades que pueden desarrollarse en la propia laguna o en sus alrededores.